Actividades al aire libre para personas con discapacidad

Blog » Actividades al aire libre para personas con discapacidad
Actividades al aire libre para personas con discapacidad
Actividades al aire libre para personas con discapacidad
Las personas discapacitadas pueden practicar una gran cantidad de deportes al aire libre y de otras actividades específicas tanto físicas como mentales o que combinan ambos aspectos al aire libre, beneficiándose así de todo lo positivo que implica la práctica de las mismas adaptadas a su nivel y grado de discapacidad.
 
Un elemento fundamental a la hora de diseñar las actividades al aire libre para las personas con discapacidad, es no partir de la discapacidad es decir, de lo que no puede hacer, sino de la capacidad, o de lo que puede hacer. De este modo, el diseño de las actividades no será el mismo para quien tiene una discapacidad de un tipo o de otro, de un grado más leve o más severo y adaptaremos las actividades a lo que los diferentes participantes puedan hacer.
 
 
Las actividades al aire libre deben partir de las capacidades
 
 
A la hora de diseñar las actividades al aire libre, otro factor que conviene tener en cuenta es la necesidad de no abusar de adaptaciones aunque la persona en cuestión tenga una discapacidad física ya que se realizará mucho más y será mucho más agradable para ella el poder realizar actividades para las que sí tiene capacidad. Así, para una persona en silla de ruedas, preferiremos otras actividades que pueda practicar perfectamente en silla de ruedas.
 
Cuando pensamos en las actividades al aire libre para las personas con discapacidad, rápidamente pensamos en juegos y deportes paralímpicos que pueden practicarse al aire libre tales como baloncesto, tenis u otro tipo de deportes de competición individuales o en grupo. Sin embargo, las actividades al aire libre que podemos practicar en verano van mucho más allá de las meramente deportivas ya que un simple paseo, ejercicios de relajación, yoga u otras actividades similares que se escapan de los “cánones deportivos” son igualmente beneficiosas para la salud de quienes las practican.
 
Por último, tenemos que tener en cuenta que las personas con discapacidad no tienen grandes limitaciones a la hora de practicar actividades al aire libre. Está claro que hay una pequeña lista de ellas que no pueden hacer, pero globalmente y comparadas con la totalidad de opciones que hay, para casi todas las personas el número de actividades que pueden realizar es mucho mayor que el de aquéllas que no pueden hacer; por lo que es importante e imprescindible recordar este hecho y tenerlo en cuenta a la hora de diseñar actividades para las personas con discapacidad.